Imitadores de cristo online dating

La costumbre fue desapareciendo con la predicación de los Padres y con disposiciones como éstas de las Constituciones.

No te maquilles el rostro, que ha sido hecho por Dios.

“Todo lo que hizo Dios es muy bueno” (Gén 1,31), y adornar desvergonzadamente una cosa que es bella es ultrajar el talento del artesano» (I,8,16-24)..

«Mujeres, por vuestro pudor y vuestra humildad, dad también testimonio de la religión ante los que son de fuera, hombres o mujeres, con vistas a su conversión y para animarlos a la fe.

Y si os hemos instruido con esta corta exhortación, hermanas e hijas, miembros de nuestro propio cuerpo, como personas prudentes y que respetan la vida, procurad conocer las doctrinas que os permitirán acercaros bien estimadas al reino de nuestro Señor Jesucristo, encontrando en él vuestro descanso» (I,10). «No deambularás ni irás errante por las calles para contemplar sin provecho alguno a los que viven mal, sino que, dedicándote a tu trabajo y labor, procura hacer lo que agrada a Dios, y recuerda y medita sin cesar las palabras de Cristo.

«Si quieres ser creyente y agradar al Señor, no te embellezcas para complacer a hombres que no sean tu marido, y no imites a las cortesanas llevando trenzas, vestidos y calzados como ellas llevan, con el riesgo de atraerte a quienes se dejan seducir por estas cosas.

Last modified 22-Nov-2017 19:21